29 may. 2013

Sólo 3 cosas: un consejo, una amenaza y un link.

Ya que últimamente no me siento muy motivada a hablar de libros hoy vengo con otro tema con el que me he interesado y me apetecía compartir por aquí.



No sé vosotros, pero yo no soy de las que va mirando etiquetas cuando compra ni se preocupa demasiado por lo que come. Pero si nos ponemos a pensar un mínimo en lo que comemos a lo largo de un día resulta que la mayoría de nosotros coincidiremos en carne, pasta, arroz... y de vez en cuando  verdura y fruta.

Tal vez lo sabéis, tal vez no, pero la gran mayoría somos muy ácidos, que no agrios lo cual sería Snow.

¿Por qué soy ácido? ¿Me estás insultando?

Si por lo contrario llevas una dieta perfecta puedes abandonar este post [so pena de que te devore mi Kraken personal]

Querido lector, si te cagaste al simple sonido de mi temible mascota sigues leyendo y ahora conocerás por qué no eres más tirando a alcalino. La mayoría de alimentos que nos rodean pecan de tener reacciones acidificantes en nosotros (no, no pienses en el limón ahora, que el pobre por amargo que sepa la reacción química en nuestro organismo resulta alcalinizante) sin ir más lejos la que presume de ser "la contenedora de la felicidad" -véase la cocacola- con el tiempo produce osteoporosis, que no es moco de pavo:
Osteoporosis. Enfermedad que afecta a los huesos y está provocada por la disminución del tejido que lo forma, tanto de las proteínas que constituyen su matriz o estructura como de las sales minerales de calcio que contiene. (Sabia wiki)
 ¿Y qué tiene que ver?
Nuestro cuerpo es sabio y conoce bien cuál es el equilibrio de la escala de pH (la imagen de arriba), el número 7, por lo que si se encuentra hacia la izquierda gracias a la terrible acidez de la Coca-Cola echará mano de aquello que le vaya a ayudar a volver al equilibrio que son elementos alcalinos que va a encontrar en huesos, tejidos...


Sé que esto son cosas muy básicas, pero me apetecía compartirlo de una forma muy llana y breve, para despertar un poco la inquietud si alguien no sabía de esto.

Para los que quieran saber más sobre los alimentos y sus consecuencias (físicas y psíquicas) recomiendo esta página, habla de una forma muy sencilla y completa sobre el tema.

Y para que esta entrada también sea completa...
El kraken tiene hambre.

2 comentarios:

  1. Hola, por suerte a mi no me gusta la coca-cola jajaja aunque no le digo que no al chocolate, que no sé qué es peor porque con el azúcar que lleva...ains, pero qué sería la vida sin alimentos suculentos ;)

    ResponderEliminar
  2. ains, por suerte yo bebo Coca-Cola en contadas ocasiones :P

    ResponderEliminar