31 jul. 2016

Querido exlector

A veces los ratos muertos o de ocio cuesta rellenarlos con libros. Para qué empezar este libro si no sé qué me va a aportar mientras la columna de x personaje, los tweets de quienes sigo o algún vídeo en youtube ya me está vendiendo el contenido que me voy a encontrar sin invertir en ello días, ni semanas, ni meses.

Y sí, ya sé que es enriquecedor. Y sí, quizá hasta sabes lo entretenido que es sumergirte en un libro porque ya has pasado por eso. ¿Entonces por qué no lo haces? Ya sabes que es el viaje del libro y no el destino lo que importa, ya sabes que no se trata de que sea más interesante mucha información estéril y breve. Hasta sabes que no te interesa tanto ni la actualidad ni qué hace fulano. Pero lo sigues haciendo. 
No importa cuánto te lo replantees porque has llegado a un punto que cuando se alinean los planetas y comienzas con ganas un libro adquieres un comportamiento binario: o te aburres, o te quedas hasta las 5am sin dormir leyendo. Has dado un paso atrás, ya no sabes disfrutar. Tanto movimiento, tanta noticia idiota, tanta paja te ha destrozado uno de los pocos buenos hábitos que tenías. Ya no queda nada más que alguien que es difícil conquistar, que es imposible de cautivar con palabras, que sólo entiende la constancia con intriga, emoción; como continuos puntos álgidos en un libro. 

Para. Te consume más tiempo del que estarías dispuesto a comprobar estar en youtube, revisar el home de diferentes redes sociales y diferentes estúpidas rutas por internet. 
Si estás en un nivel preocupante de ese círculo vicioso (que puede acentuarse, según la persona, en verano) ya sabes, oblígate a salir muy a menudo con gente aunque no sean de tu gran devoción, prepara salidas o toma la bici por los cuernos (dios me odio por esto) y piérdete como algo relajante. 



Sino, si sólo la jodiste dejando de leer, si echas de menos esa sensación pero te da pereza comenzar, quizá te ayuden estas recomendaciones.




Los libros no tienen edad pero estas son mis recomendaciones y quizá les atribuya edades. Por ejemplo, si tienes entorno 13 años laura gallego probablemente conecte muy bien contigo, cualquiera de sus obras. Terrypratchet es oro y también enfocado a la fantasía pero muy distinto de LGG (mort es una buena opción para empezar).

No estoy al tanto de las novedades de literatura juvenil, pero cuando en 2009 leía Los juegos del Hambre nunca habría esperado tal fenómeno mundial, así que sería una buena recomendación. Vampire Academy es adolescente, divertido y engancha (pero si empiezas es tarea obligada seguir, porque la saga brilla cuando avanza, el primero es una interesante intro a un universo completo). Si eres de otra edad y te apetece algo más subido de tono sin perder un gran puto humorístico, Besos de Sangre sería lo suyo y si quieres un contexto histórico diferente, Nueve reglas que romper para conquistar un granuja es sorprendentemente entretenido.

Si te conoces y necesitas algo ligero de verdad para retomar la lectura, por favor lee Contra el viento del norte. Igual que quien te deja mirar tras su cortina, cotillear sus correos... es un formato interesantísimo de cómo por accidente dos personas adultas se comienzan a conocer por correos sin caer en clichés. Me encantó (la segunda parte también) y es tan especial, ágil y se le coge un cariño a la historia que aún cuando vuelvo a leer los primeros correos que iniciaron todo, a las 2h ya he vuelto a terminar el libro. Y no sé si será cosa de mi generación pero grandes amistades las he conocido por internet y de hecho hablábamos de estos libros ya en su tiempo...
Creo que en la misma dinámica de formato (no sé nada de la trama) va Sueña que tengo desde hace aaaaaños y que en estos días voy a empezar.

Cualquier libro puede suscitar reflexiones, pero por mencionar alguno que fuera su misión, Si no despierto hace que mires la vida desde otro prima, consigue que en un día triste valores más la vida, para qué preocuparse por el mañana si no sabes si llegará.  Mi obsesión por Alizée y su rol adjudicado por Myléne Farmer de Lolita me llevaron a Vladimir Navokov que muestra los pensamientos más oscuros de lo que fuera de contexto sería todo un pederasta pero que la prosa arregla hasta hacerte disfrutar de la lectura por la delicadeza y lo bien escrito que está el libro, y esto no es algo que diga yo (no había página sin palabra nueva para mí).

Así que ánimo y, ¡a leer! Sea verano o no cuando leas esto, debes saber que te sentirás mucho mejor adentrándote en los pensamientos de otros autores que en los post de gente más desconocida que amiga, encuentra el tiempo para esto porque cuando lo hagas no podrás parar. Y esto ha sido un post más de autoconvicción que espero sea de aliento para alguien más!

1 comentario:

  1. Hay algún que otro libro que no conocía, pero ya están añadidos a mi interminable lista. Supongo que ya va siendo hora de retomar la lectura.
    Lo de la paja me ha matado.

    ResponderEliminar